Templo

Iglesia Conventual del Espíritu Santo

 

Dicho convento se funda por Real Cédula del Rey D.Pedro I de Castilla del 25 de Marzo de 1353 para los canónigos del Sancti Spiritu cuya misión principal era la recogida de niños expósitos (huérfanos). Se puede confirmar que la primitiva Iglesia conventual era de estilo gótico, ya que aún se conserva las piedras talladas de la portada del templo desaparecido.
Cabe destacar que lo poco que pudo rescatarse del fatídico incendio fuera la talla de Nuestro Padre Jesús Nazareno, la cuál quedó totalmente ennegrecida.

 La imagen requirió una restauración de la cabeza y manos en 1841. En dicha intervención se raspó las encarnaciones del rostro y manos, eliminando la policromía original, y sustituyéndola por otra más pálida, donde se enfatizaban golpes y moratones violáceos, así como sangre anaranjada. El pelo también fue repintado, aunque no se eliminó la policromía original. Posteriormente en 1994, fecha de la última restauración, se encontraron restos de la policromía original, los cuales se respetaron, aunque no fue suficiente para devolver a la imagen su encarnación original del siglo XVII.
Autor: Rafael Casas Ferreras. Abril – 2014.